Cómo usar correctamente el azafrán de la Mancha

on Domingo, 06 Agosto 2017. Posted in blog

Dicen que cada maestrillo tiene su librillo pero es cierto que hay formas correctas de usar el azafrán de la Mancha para sacar el máximo provecho de este condimento. 

Existe la falsa idea de que es caro utilizarlo en la cocina, pero después de leer los siguientes consejos y de saber qué cantidad de azafrán se debe emplear en cada caso, ese mito quedará desmontado.

Se puede disfrutar del sabor y del aroma del azafrán de la Mancha prácticamente en todas las comidas. 

Es una especia que potencia el sabor de los alimentos y en un momento dado puede ser sustituto de la sal. 

Enriquece platos de legumbres, guisos de carne o pescado, arroces, postres… las infusiones de azafrán son perfectas para comenzar o acabar el día, y ¿por qué no? para tomar a media tarde o media mañana. 

¿Cómo se usa el azafrán de la Mancha?

Si lo quieres moler, puedes utilizar un molinillo, un mortero o incluso puedes triturar las hebras de azafrán en un pedazo de papel de aluminio que doblarás una vez y frotarás con los dedos para romper los pistilos.

Es importante hacerlo justo antes de utilizarlo para no perder propiedades. 

                 

 

En guisos de legumbres, carne o pescado se pueden echar unas hebras enteras o molidas previamente directamente al caldo. En un comidas de este tipo para 4 personas, con 7 u 8 hebras es suficiente. 

La otra opción es moler las 8 hebras, mezclarlas con medio vaso del caldo al final de la cocción y añadirlo en los dos últimos minutos. Tal vez sea la manera recomendable para poder disfrutar más del aroma de esta especia.

 

 

En un arroz para 4 personas basta la cantidad que entra en un pellizco de azafrán o si lo prefieres dicho de otro modo, 7 u 8 hebras por persona.

Lo que debes hacer antes de nada, cuarto de hora como mínimo, es una infusión con esta especia previamente molida. Utiliza medio vaso del caldo de la cocción.

Después pica los ingredientes y haz el sofrito como de costumbre. 

Incorpora el arroz, dale unas vueltas y añade la infusión.

Mezcla bien y finalmente echa el resto del caldo y ¡a dejar que el tiempo y el calor del fuego hagan su tarea!.

Hay quien prefiere mezclar la infusión con el arroz en seco y añadirlo ya teñido al sofrito. Luego mezclan y añaden el resto del caldo para que cueza todo. 

Ya sabes cómo hacer arroz con azafrán. No hay excusa. Verás que resulta mucho más digestivo, sabroso y suculento que con un colorante artificial.

Mira en este video la diferencia entre infusionar azafrán de la Mancha con DOP en hebras o molido. Con el paso de las horas, el resultado es el mismo. Pero, como ya he dicho más arriba, moliéndolo aceleras el proceso.

 

                                             

 

En postres, con poca cantidad es suficiente. También es conveniente infusionarlo en leche, huevos o en el ingrediente líquido de la receta. Para unos 500ml con 6 o 7 hebras es suficiente.

Menos es más. 

Otra cosa muy importante es que no es necesario tostar o calentar el azafrán de la Mancha con Denominación de Origen Protegida porque ya viene tostado y listo para ser usado. Calentarlo podría estropearlo. 

Ahora que ya sabes sacarle redimiento a este condimento, podrás comprobar que su uso en la cocina no resutla tan caro como creías y menos aún si sabes que en 1 gramo, aunque no lo parezca a simple vista, hay más de 500 hebras. 

Acabamos recordando y recalcando que es primordial la calidad del azafrán para que el resultado sea óptimo.

Busca siempre en el envase el siguiente sello. Es garantía de calidad y procedencia. 

Si aún tienes alguna duda, por favor, cuéntanosla en un comentario. Te ayudaremos encantados.

 

Leave a comment

You are commenting as guest.

Imprimir
icon